Diferencia entre autónomo y empresario individual

Este artículo está pensado sólo para el mercado español. No sé si en otros países funciona igual o no, lo desconozco.

Un problema que veo es que la gente confunde un término con el otro. El origen viene de la expresión coloquial: al empresario individual se le llama comúnmente autónomo. Sin embargo, son dos conceptos distintos.

  • Empresario individual. Forma jurídica de una empresa que, como su nombre indica, la gestiona una sola persona, con su propio NIF.
  • Autónomo. Régimen de la seguridad social al que se suele inscribir empresarios, sin importar la forma jurídica.

Ya sé que es una descripción muy resumida, pero es lo que quería recalcar. El concepto de empresario individual se refiere a la forma jurídica (es decir, ante hacienda), mientras que autónomo se refiere al régimen de la seguridad social. Por ejemplo, mi empresa es una SL pero yo cotizo en el régimen de autónomos. Esto, a veces, me supone dar explicaciones, pues la gente no entiende esta diferencia, al explicar que cotizo como autónomo.

Si alguno de vosotros tenéis más nociones que yo en este campo, os agradecería que hicieseis los comentarios que os parezcan oportunos.

Hacer negocios en España

Hace ya un tiempo que tengo este artículo pendiente de escribir y hoy he decidido rescatarlo. Se podría considerar una continuación de otro artículo que escribí sobre la dificultad de crear una empresa en España. El Banco Mundial hace informes sobre la facilidad de hacer negocios en los distintos países del mundo. Podéis ver todo lo que os interese en la web Doing Business. Como ya es habitual en mí, os recomiendo que os miréis los informes de vuestros respectivos países. Aquí os hago brevísimo resumen de los resultados económicos de España.

Del ranking que establece el Banco Mundial, España se mantiene en la posición 38, del 2007 al 2008. Supongo que los políticos estarán tranquilos, al ver que hay 140 países por detrás del nuestro. Pero los emprendedores sabemos que hay que mirar adelante, los 37 países que nos superan. Casi todos los países europeos nos adelantan.

En la siguiente tabla comento algunos datos que llaman poderosamente la atención:

 

España

Media OCDE

Crear una empresa (días)

47

14,9

Crear una empresa (pasos)

10

6

Obtener una licencia (días)

233

153,3

Dificultar para contratar

78

25,2

Tiempo dedicado a pagar impuestos (horas)

298

183,3

¿Seguro que no se pueden mejorar estos valores? Ya sé que predicamos en el desierto, pero me gustaría creer que algún día habrá algún gobernante con la valentía de reformar el sistema para mejorar.

Esto no quiere decir que os tengáis que desanimar, sino que lo tenéis que tener en cuenta.

Vía: Lucas Rodríguez Cervera.

Ayudas en Latinoamérica

Ya he comentado varias veces la cantidad de visitantes que tengo de Latinoamérica. Clustrmaps no me da valores exactos, sino lo que vosotros mismos podéis ver, así que no sé con exactitud los países desde los que me leéis. Para los que no lo sepan, yo vivo en España, en Barcelona para ser más exactos. Por tanto, cuando hablo de los procesos de constitución de una empresa, de ejemplos de otras empresas o de ayudas a la creación de empresas, están referidas a mi ámbito geográfico.

En estos meses he recibido varios comentarios de latinoamericanos con preguntas que no he podido contestar. Mi desconocimiento de otros países me impide dar una respuesta. Siempre hay respuestas genéricas, como acudir a las Cámaras de Comercio, ayuntamientos, organismos estatales… pero una explicación más detallada siempre ayuda.

Por tanto, os pediría a todos aquellos que me leéis desde el otro lado del charco escribieseis en los comentarios vuestras experiencias al respecto. Sería de mucha ayuda a vuestros compatriotas y con esta información, podría escribir algunos artículos al respecto. Cualquier cosa que creáis conveniente será bienvenida: ayudas para crear empresas, subvenciones, trámites, problemas propios del país, etc. ¡Ah!, no olvidéis poner el país desde el que escribí.

Gracias de antemano.

II Jornadas de Negocios (y II)

No tenía ninguna intención de hacer una reseña de las II Jornadas de Negocios que se llevaron a cabo en el Citilab de Cornellá de Llobregat. Pensé que me costaría llegar más hasta este sitio que no conocía, pero el tranvía me dejó en la puerta. Empezábamos bien el día.

La siguiente sorpresa es que María Ortegón, de la empresa organizadora, se acordaba de mí de la primera edición y vino a saludarme. Segunda sorpresa positiva. Me miro el programa del día y veo que una de las presentaciones la da un amigo mío. Una sorpresa más. Ya empezaba a ver que mi prejuicios iban a ser infundados: tenía intención de ir sólo un rato, pues tenía mucho trabajo por hacer, pero me acabé quedando hasta después de la comida.

Uno de los primeros detalles que me llamaron la atención fue la indumentaria de los asistentes. En las I Jornadas de Negocios llevadas a cabo en Madrid, la mayoría de la gente iba con traje, mientras que en esta 2ª edición, la informalidad era habitual. Se vieron muy pocas corbatas (una de ellas, la mía).

En el tiempo que estuve, realicé unos cuantos contactos, más fortuitos que otra cosa, pero que son la esencia de un evento así. Como ya he insistido mucho, no hay que desaprovechar la oportunidad de hacer contactos:

  • un antiguo compañero de trabajo que me vio en el vídeo de las primeras jornadas y me mandó un correo para que nos volviéramos a ver
  • un emprendedor que conocí en el Congreso de Webmasters
  • una persona que quería contactar conmigo a través de la organización
  • dos personas con las que me topé accidentalmente y nos explicamos qué hacíamos
  • un conferenciante
  • un lector de mi blog

Este último encuentro me hizo especial ilusión, pues me había dejado un comentario para decirme que él también estaría: David González de NOMADBLOGS. Es la primera vez que conozco a un lector que no era ya previamente una amistad mía.

En resumen, puedo decir que mi asistencia a las II Jornadas de Negocios fue todo un éxito.

Asociarse o no: esa es la cuestión

Ya he hablado varias veces sobre el tema de los socios, la última al comentar los riesgos de un único socio. Es un tema que veo que no sólo me preocupa a mí, pues en los últimos dos meses he visto dos artículos en otros dos blogs que abordaban el tema:

 Ya sabéis mi postura al respecto: es mucho mejor tener un socio que ir por libre. En Iniciador, David nos explica el primero de los 18 errores capitales según Paul Graham: un único fundador. Las razones que da son las siguientes:

  • Ninguna empresa de éxito conocida empezó con un único socio.
  • Si nadie nos quiere acompañar en nuestro proyecto, puede ser que no inspiremos confianza.
  • Es un trabajo muy duro para una sola persona.
  • La fuerza del equipo es mayor que la fuerza de uno solo.

 Estoy bastante de acuerdo con todos estos puntos.

Por su parte, Lucas recuerda lo evidente: los conflictos entre los fundadores. No tenemos que olvidarnos de que, tarde o temprano, esto pase. De momento, yo no he tenido ninguno, así que sigo tocando madera. De todas formas, un conflicto entre socios no es un problema en sí mismo, sino que el problema es no saber gestionar estos enfrentamientos. Es fundamental la habilidad de los emprendedores para saberse enfrentar a estas situaciones. Lo mismo que ocurre cuando hay un problema con un cliente: un buen empresario ha de saber gestionar estas situaciones.