Lo bueno y lo malo de Estados Unidos

He pasado 3 semanas en los Estados Unidos de Norteamérica durante este verano (verano del hemisferio norte). Estaba de vacaciones, pero me he ido fijando en muchos detalles de la economía del país. Viendo como funcionan, se entiende que sigan siendo la primera economía del mundo. No todo lo que reluce es oro, así que hoy hablaré sobre lo que creo que deberíamos copiar (y lo que no) de la economía norteamericana en otros países, empezando por España.

Comenzaré por lo que no me parece bien, lo que no me ha gustado. Quiero que vaya por delante que no me parece una economía perfecta ni que haya que calcar, sino una economía en la que hay que inspirarse.

  • Seguridad Social. Es virtualmente inexistente. El Estado apenas se preocupa de los ciudadanos. El caso más flagrante es el del seguro médico: hay empresas que no están obligadas a proporcionarlo a sus empleados. Estos seguros son carísimos, con lo que hay demasiada gente sin cobertura médica. En este viaje nos contaban del caso de chofer del autobús, mayor de 50 años, que si quisiera un seguro médico le costaría US$600 al mes, toda una fortuna. Aquí en España yo dispongo de un seguro médico privado por unos 70€/mes.
  • La falta de contacto humano. En ciudades tan grandes como Los Ángeles, Las Vegas o Phoenix, no existen sitios en los que reunirse. La gente va de casa al trabajo y al revés. En Nueva York y San Francisco, sí que se nota que hay lugares en los que uno puede sentarse en un bar con amigos, pero no es algo extensible al resto del país.
  • Despersonalización. Como consecuencia del punto anterior, en algunos sitios parecemos una auténtica pieza de un engranaje, hecho de huesos, músculos y piel. El mejor ejemplo es Las Vegas, donde riadas de personas se funden en un espectáculo sin fin.

En el otro lado de la balanza, están las cosas que me han parecido realmente interesantes y que hacen que el país avance más que otros.

  • Las propinas. Camareros, guías, chóferes… todos ellos, cobran un salario bajo. Lo complementan con lo que se ganan mediante propinas. Esto les obliga a ser lo mejor posibles, para hacerse merecedores de este dinero extra. En España, estoy harto de tener que ir detrás de camareros, que parece que te hagan un favor al servirte (cuando es su trabajo); en USA, el trato era siempre exquisito.
  • Los horarios comerciales. En Nueva York, en Times Square, parece que no se cerraban nunca las tiendas y restaurantes. Estaban siempre llenos, generando beneficios constantemente. El domingo, muchos comercios abren y, por lo que he oído, es cuando más ingresos generan. No resulta extraño, pues es cuando la gente puede salir a comprar. Los pequeños comerciantes me criticarán por este punto, pero estoy seguro que se puede encontrar un punto de equilibrio entre los pequeños y grandes, en el que todos salgan beneficiados, incluidos los clientes.
  • Ideas de la nada. Cualquier idea se aprovecha para generar beneficios. El ejemplo que más me llamó la atención es la tienda de merchandising de M&M’s: tres plantas con todo lo imaginable e inimaginable sobre estas chocolatinas. Estaba llena, a reventar, con colas en las cajas. Vamos, un negocio redondo. También hay una tienda de la NBA, llena de españoles buscando la camiseta de Pau Gasol.
  • Espíritu de riesgo. Ya he hablado recientemente sobre la cultura norteamericana y la empresa: derecho a equivocarse y comparación de emprendedores.

Si se me ocurre alguna más, ya lo actualizaré. También me gustaría saber qué más aportaríais.

6 thoughts on “Lo bueno y lo malo de Estados Unidos

  1. sobre asistencia sanitaria:

    ¿has pensado porque tienes un seguro de salud por 70€?

    1- porque los salarios de los medicos en españa (40.000€ brutos año) son infinitamente mas bajos que en USA (200.000$ brutos al año)
    2- porque la mayor parte de la asistencia sanitaria en españa se realiza en organizaciones sin animo de lucro, es decir sistema sanitario publico
    3- porque tu seguro de 70€ no cubre las cosas realmente caras (quimioterapia, trasplantes, atencion medica a partir de los 65 años). las aseguradoras en españa no tienen que cubrir esas cosas porque existe un sistrma publico universal. si no existiese la sanidad publica las primas de las aseguradoras serian mucho mas caras (como en USA)

    en realidad disfrutas de un sistema sanitario “barato” a costa de impedir a los medicos ganar mejores sueldos y e impedir que surjan negocios lucrativos en muchas areas del sector sanitario. la consecuencia a largo plazo ya la conoces: los mejores profesionales abandonaran la practica de la medicina para dedicarse a sectores mas lucrativos y quedaran los trabajadores menos capaces (y algun idealista despistado).

    por otra parte el capital y la innovacion tambien abandonaran el sector sanitario buscando sectores con posibilidades de hacer negocio (construccion o farmaceuticas).

  2. Es cierto que mi seguro privado no cubre las cosas realmente caras. Sin embargo, dudo mucho que en España un sueldo de 40000€ anuales se pueda considerar bajo; más bien al contrario, los mileuristas (mayoritarios en España), ya les gustaría ganar este sueldo.

    Un último apunte. No creo que en salud haya que promocionar “negocios lucrativos”. Tiene que ser un derecho fundamental, no un lujo. Eso sí, no incluyo aquí a la rama de estética, que sí que es un capricho.

  3. Gran país los EUA, donde en cada viaje que he hecho (llevo 4 en 15 años) me pasa como a ti, que me llevo unas cosas buenas (bastantes) y tambien algunas de no tan buenas.

    Respecto a la alta calidad del servicio en general, evidentemente responde al factor del complemento a un bajo sueldo base, pero su implantación reside en una mayor cultura empresarial y la búsqueda de la excelencia en el servicio al cliente. En España, seguramente, hay muchos profesionales que para atender correctamente, pedirían un segundo sueldo, pues creen que el que cobran solo es por estar en en lugar de trabajo las x horas que pide el convenio, eso de dar buen trato es aparte.

    En fin, cultura y educación van de la mano, tanto aquí como allí. Lo que tengo claro es que para vivir y criar los hijos, me quedo aquí en España.

    Un saludo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *