¿Encontrar un nuevo empleo?

Hoy he leído un artículo sobre un alto ejecutivo que fue despedido no hace mucho. Nos cuenta lo mal que lo está pasando, concluyendo que es “El peor año de mi vida”. Luego, el periodista, cuenta que este directivio tiene “un currículo de los que quitan el hipo”. Hasta aquí una historia habitual hoy en día. Sin embargo, hay una frase que me llama la atención: “Cada mañana […] se pone ante el ordenador en busca de trabajo…” Aparentemente es otro comentario que se pudiese esperar, pero a mí me llama mucho la atención.

En el pasado, yo pensaba como él. He pasado por una situación similar. Tenemos el chip puesto de que, si te despiden, lo único en lo que podemos esperar es que nos caiga una nueva oferta de trabajo. Nadie piensa en constituir su propia empresa, nadie considera la opción de tomar las riendas de su vida. Hoy en día, esto me llama la atención. ¿Qué deseos teneos de volver a caer en la misma piedra? ¿Por qué entregamos con tanta alegría nuestra libertad a cambio de un sueldo?

Me pregunto yo… Si este ejecutivo tiene un currículum tan bueno, es un buen financiero, su principal activo es su formación y está dispuesto a iniciar una nueva carrera profesional, ¿por qué no constituye su propia empresa? ¿Será que nos han lavado el cerebro para creer que lo mejor en esta vida es trabajar para otro?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *