El tabú del dinero

No soy un fan de Martin Varsavsky, ni creo en todos los proyectos que hace, pero esto no quita que le dé toda la razón en algunos artículos que publica. Creo que sus comentarios en La plata no es porno pone el dedo en la llaga.

No sé cómo es la mentalidad en otros países, pero en España está mal visto ganar dinero. Se considera que quien acumula riqueza es, por definición, un delincuente, que ha tenido que salirse de la ley para llegar a su situación de desahogo económico: extorsión, explotación de trabajadores, corrupciones, pelotazos, etc. Nadie habla en público del dinero que tiene o que ha ganado, sino que se esconde con vergüenza. Desde mi punto de vista, todo esto viene del concepto marxista del trabajo, que intenta ser impuesto por algunos de nuestros líderes políticos.

Estoy de acuerdo con Martín en que esta mentalidad es un problema más en la sociedad española, que está haciendo que la crisis se cobre más víctimas asalariadas en España que en países de nuestro entorno. Cuando los sindicatos, políticos, intelectuales y demás seres pseudo-anti-capitalistas entiendan que para crear empleo, hay que crear empresas y que, para crear empresas, es necesario dinero, estaremos en el buen camino para volver a la senda del empleo y generación de riqueza. La utopía marxista ha demostrado ser un fracaso para llegar a la felicidad de las personas.

Y para evitar que este problema vuelva a ocurrir en el futuro, hay que educar a los niños de hoy en día a que se puede hacer dinero de forma legal, creando una empresa. Para ello habrá que enseñarles qué es el mercado, qué es la competencia, qué es la innovación, qué es el dinero y todo aquello que necesitarán el día que empiecen a trabajar. En resumidas cuentas, dejar de considerar un tabú el dinero.

This entry was posted in Empresa.

3 thoughts on “El tabú del dinero

  1. Muy buenas. Yo no soy anti capitalista pero tampoco un defensor a ultranza de ese sistema. Tienes razón cuando dices “La utopía marxista ha demostrado ser un fracaso para llegar a la felicidad de las personas”, pero está claro que el capitalismo tampoco está haciendo feliz a la mayoría de las personas.

    El problema radica en lo mismo: al final siempre hay personas corruptas que utilizan el sistema, sea cual sea, para su beneficio, perjudicando a la gran mayoría, que acaba siendo esclavos del sistema.

    En España habrá muchos factores por lo que la crisis se está cobrando más víctimas, y seguro que la mentalidad será uno de ellos, pero creo que mucha más culpa tiene el neo-liberalismo a la máxima potencia que se ha desatado en el sector de la construcción. Y todos sabemos que en este sector, no había nada de utopía marxista porque por no haber, no había ni vacaciones pagadas (finalizabas contrato y punto), lo que sí había era muchas horas extras no declaradas y mucho trabajo a destajo, además de miles de irregularidades permitidas por la Administración.

    Tampoco creo que el gobierno del PSOE sea anti-capitalista porque ha favorecido este sin sentido de la especulación inmobiliaria tanto o más que el del PP. Entre todos, sumando la crisis global, son los que tienen España como la tienen, porque la mentalidad era la misma hace un par de años, cuando la economía iba bien (aunque la mía ha ido mal siempre).

    Así que, por favor, el comunismo puro y duro no sería la mejor opción, de acuerdo, pero en tu post, parece que le estés echando la culpa de la crisis española y eso, si lo haces en un monólogo de humor tiene su gracia pero aquí no tanto. La culpa de que estemos como estamos es del sistema actual y de la corrupción. Y es sistema actual es un sistema capitalista. Que cada uno aguante su vela.

  2. Hola Dat:

    Ante todo, agradecerte que dejes un comentario como este. Más que un comentario, es un artículo en sí mismo. Puede que no tengamos los mismos puntos de vista, pero todos son respetables.

    En cuanto a lo que dices, no achaco la crisis al marxismo, ni mucho menos. De hecho, no entro en las causas de la crisis. En todo caso, con lo que ironizo es con gente que critica al capitalismo, dando a entender que el marxismo es mejor, con el fin de obtener votos, pero al final son capitalistas como el que más. Eso sí, sólo en beneficio propio.

    Ciertamente, la construcción ha tenido un papel fundamental en este problema, pero detrás de ello está la obsesión española por comprar una propiedad. Si hubiera más alquileres, no estoy tan seguro que se hubiese producido este problema, pero es una valoración subjetiva mía.

    Lo que quiero decir con este artículo, es que hay que crear nuevas empresas, hay que fomentar el espíritu emprendedor, como fórmula para acabar con la crisis. Crear una empresa (honesta) significa crear puestos de trabajo, crear riqueza…

  3. En que hay que fomentar el espíritu emprendedor sí estoy de acuerdo contigo, sin duda. Muchas veces el coste, tanto en burocracia como en dinero, de hacer las cosas legalmente, empuja a la gente a hacerlo de forma ilegal.

    Esperemos que esta crisis al menos sirva para cambiar algo en este sentido y sea más sencillo emprender y dar trabajo.

    Saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *