Costes fijos, variables y ocultos

En el momento que estamos haciendo el plan de empresa, tenemos que calcular cuales van a ser los costes fijos y los costes variables. Para los que os suene esto a chino, los costes fijos son los costes que siempre tendremos, tanto si vendemos como si no, mientras que los costes variables son aquellos que sólo entran en juego, cuando vendemos. Es muy conveniente analizar todos los gastos y saber a qué tipo son y qué tenemos en cada grupo.

Al hilo de estos temas, recuerdo que cuando iba a los cursos de Barcelona Activa, nos hicieron un comentario: aunque creamos que el beneficio con un producto o servicio es del 100%, no nos engañemos, la práctica nos demostrará que el beneficio será menor; cómo máximo, del 90%. Esto es importante, pues un cambio de este calibre puede hacer que una empresa sea o no viable.

A la hora de calcular los costes variables, por mucho que nosotros creamos que van a ser nulos, siempre habrá algún gasto con el que no contábamos. A lo mejor tendremos que ir a ver al cliente en avión, cuando no lo habíamos previsto; puede que haya que subcontratar a alguien porque no tengamos tiempo para hacerlo todo; un tema que pensábamos que podríamos hacer fácilmente nos implica gastos con los que no contábamos… Es a esto a lo que me refiero con costes ocultos.

Es muy importante sacar a la luz estos costes ocultos, para evitar una sorpresa. Hay que estrujarse el cerebro para aflorar todo lo que nos va a costar hacer una venta. Yo mismo creía que habría casos en los que el beneficio sería del 100%, pero la realidad te muestra que no, que siempre hay algo que hace que no ganes tanto dinero.

This entry was posted in Empresa.

One thought on “Costes fijos, variables y ocultos

  1. Estas en lo cierto, todos los costes que planificas en papel al final te pueden “saltar por los aires”, es por ello que cuanto mas afines mejor.

    Hoy precisamente me he acordado de este post, resulta que nos han concedido una contrata anual de mantenimiento y he ido a recoger las llaves, pues bien, para mis empleados de oficios varios tengo que hacerles copias…. pues resulta que una de las llaves son de seguridad (cosa con la que no había contado) y de valer una copia 1.5 euros me pasan a costar las de seguridad 10 euros, lógicamente esto no me tumba el proyecto pero es algo con lo que no contaba. Cuando vi la “pedazo” de llave que me daban ya vi que no era nada bueno lo que me esperaba jajjaj

    Un saludo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *