Clientes y prescriptores

En mi negocio, nosotros hablamos directamente con las personas que tienen la decisión de contratación. Es decir, que son directamente nuestros clientes. Sin embargo, hay otras muchas actividades que tienen dos tipos de “clientes”. Por un lado, la persona que decide; por otro, la persona que influye en esa decisión.

Muchas veces nos encontramos con el caso de que la persona que decide es inaccesible. Podemos imaginarnos un director general de una gran empresa, que sólo trata con otros directores de grandes empresas. Sin embargo, uno de los escalafones inferiores (su secretaria personal, un director de marketing…) sí que son accesibles y, de hecho, es con ellos con quienes nos relacionamos. Si convencemos a esta gente, el director general tomará la decisión en base a lo que sus subordinados digan.

Otro ejemplo típico es el entorno familiar. Está claro que los juguetes los compran los padres, pero siempre se dejan influenciar por los hijos. Toda la publicidad de juguetes está orientada a los hijos (prescriptores), no a los padres (clientes).

En consecuencia, es muy importante identificar al cliente y al prescriptor. Si son la misma persona, perfecto. Pero si son distintos, tenemos que encontrar al prescriptor adecuado y “venderle” a él nuestro producto o servicio.

One thought on “Clientes y prescriptores

  1. he creido en mis sueños y tengo planiado y con las palabras que he recbido me he animado ha cree y lograrlo, ante nada deseo darles las gracias porque al comparirr tus odeas motiva a las personans a ceer mas en lo que se han propuesto hacer durante muchop tiempo pero han tienido una orientacion de lo que verdaderamente desean hacer me encanta tus comentario una pregunta ¿ que tanto te costo ceear tu propia empresa, que impedimento huvieron en el momento y como lo lograste?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *