Darse a conocer en los bancos

Uno de los actores secundarios de todas las empresas son los bancos. Allí abrimos una cuenta corriente para tener nuestro dinero, hacemos transferencias, recibimos transferencias, pagamos los impuestos, etc. En general, cuanto menos tiempo te quite un banco, más efectivo es. No sé como es el sistema bancario en América (tanto del Norte como del Sur), pero en España, tenemos una sucursal bancaria de todos los bancos habidos y por haber en cada esquina. Esto hace que elegir un banco requiera un tiempo, pero no haya que irse muy lejos para encontrarlo.

Una vez tenemos el banco elegido, hay que darse a conocer en él. En concreto, que el director de la sucursal y los empleados clave sepan quien eres, que tienes una empresa, que has invertido X cantidad de dinero… Para ello, hay que ir con cierta regularidad: a ingresar un cheque, a pedir asesoramiento por cualquier tema o a sacar dinero para pagar. El objetivo de todo ello es muy simple: hay que generar confianza.

El primer beneficio que se saca es que te resuelven los temas más ágilmente. Si un día no puedes ir en persona y llamas por teléfono o envías un correo electrónico, te podrán resolver el problema fácilmente. Incluso me he encontrado personalmente con que me han dicho que no hace falta que firme al instante, que ellos me lo hacían todo y que pasase cuando me fuera bien.

El segundo, y más importante, es a la hora de pedir un préstamo. Me pasó que tenía que pagar un IVA trimestral y no tenía suficiente. Me presenté en el banco con mi problema y salí con un crédito al 0% para pagarlo. No me pidieron nada. El propio director se encargó de resolverlo y eso que tenía mucho trabajo y le venía mal atenderme.

Finalmente, aunque no tengas mucho dinero, puedes acabar convirtiéndote en un cliente “importante”, con todo lo que ello supone. Esto me ha pasado ya en dos bancos: uno a nivel particular y otro a nivel profesional. Ya ni me piden identificación para hacer transacciones: buscan ellos mismos en el ordenador mis datos.

3 thoughts on “Darse a conocer en los bancos

  1. yo ahora mismo estoy trabajando con bankinter en su oficina virtual, la famosa 8701 y por ahora estoy bastante contento, hace unos meses terminé quemado con el banco pastor con el cual trabajaba, los empleados eran un poco negados además de maleducados y me decante en cambiar de entidad financiera

    yo soy de los que piensa q los “favores” q te pueden hacer van relacionados con si eres “buen cliente” y eso son datos contrastados de riesgos de la central, en el pastor los empleados eran “presuntos idiotas” pero siempre q he ido a pedir una tarjeta VISA etc… no he tenido ningun problema y no creo q fuera pq le caia bien….

    la virtualidad de bankinter a lo mejor me resulta a la larga un problema, pero soy de los q piensa q al final en ningun banco te conocen… solo conocen tu expediente…. los empleados vienen y van etc… por cierto q se avecinan cambios en los directores de sucursales, me consta (familiar q trabaja en banca) q estan cambiando a los directores de sucursales, lo tipico, director q hace un año coloca un fondo de inversion a una abuelita y a dia d hoy pierde unn 30% ¿como le mira a los ojos ese director a la abuelita?, pues cambio de director y el nuevo si le mirará a lo ojos y le dirá “vieja, te colocamos el fondo de bolsa para cumplir objetivos” lo sentimos :(

  2. @diabolic: me alegra que te guste el cambio; hacía tiempo que lo necesitaba…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *