IRPF por cuenta ajena

En España, estamos ahora en época de pagar impuestos, tanto las personas físicas (IRPF) como las personas jurídicas (IS). No creo que a nadie le guste pagar impuestos, sobre todo cuando vemos cómo se despilfarra el dinero, la cantidad de burocracia que hay y las carencias que quedan en otros aspectos. En los países del norte de Europa, se acepta mucho mejor este trance, ya que allí sí que se ve la utilidad de pagarlos.

Hace un tiempo me encontré con esta “calculadora” de impuestos: cuantos impuestos pago. Es tremendamente “instructivo” lo que he aprendido allá, recomendable tanto para los empleados como para los empresarios. He hecho una comparativa de dos salarios, para ver qué me salía:

Sueldo bruto: 15000 €/año Sueldo bruto: 50000 €/año
Lo que pagas Lo que te queda Lo que pagas Lo que te queda
Renta real
lo que ganas en realidad…

19650 (100%)

61100 (100%)

Cuota empresarial a la SS

4650

15000 (76%)

11100

50000 (81%)

Cuota del trabajador a la SS

952

14047 (71%)

2000

48000 (78%)

IRPF

1440

12607 (64%)

12733

35266 (57%)

IVA

1583

11024 (56%)

4428

30837 (50%)

Renta disponible
en lo que se te queda…

11024 (56%)

30837 (50%)

Nota: el IVA lo calculan en base a estimaciones, ya que no depende de la renta.

Lo que realmente me deja espeluznado es que un 50%, aproximadamente, de lo que la empresa paga por nosotros (incluyendo la cuota empresarial a la Seguridad Social), acaba realmente en nuestros bolsillos. La gráfica que acompaña estas tablas en la página que he utilizado es muy ilustrativa: nos pasamos medio año trabajando para el Estado y otro medio para nosotros.

Creo que sobran los comentarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *