Caso Yoigo

Estos últimos días, Eduardo Arcos y Arturo Paniagua están hablando con bastante frecuencia de un caso empresarial que creo que vale la pena comentar. Para los que no lo conozcáis, Yoigo es el nombre comercial del cuarto operador de telefonía móvil en España con red propia. Cuando lanzaron su campaña comercial inicial, parecía una compañía transparente, que se preocupaba de sus clientes y que daba un enfoque distinto a este sector.

Sin embargo, en las últimas semanas han empezado a cambiar su estrategia. En Gizmología también están siguiendo el caso Yoigo y podéis ver un artículo muy interesante sobre como destruir una buena reputación en 10 sencillos pasos.

Ya he comentado varias veces que la idea de negocio no tiene que ser una revolución. Basta con mirar lo que hace la competencia y hacerlo mejor. En el caso de la telefonía móvil, por ejemplo, todos sabemos la prepotencia de las operadoras dominantes. Crear una operadora que realmente ofrezca a sus clientes lo que desean, es ya de por sí una innovación. En vuestro segmento de mercado, seguro que podréis encontrar fácilmente una respuesta que los clientes desean y vuestros competidores no ofrecen.

Sin embargo, no intentéis engañar a la gente. Yoigo lo está haciendo y le va a costar muy caro. Recordad que hoy en día en Internet se sabe todo y si defraudáis a vuestros clientes, os costará mucho seguir a flote. En resumen, tomad el caso Yoigo como lo que NO hay que hacer en vuestro negocio.

One thought on “Caso Yoigo

  1. Yo y mi mujer somos de Yoigo desde estas navidadaes y ya estoy considerando cambiar.
    Lo que han hecho de momento no me afecta, pero demuestra que me pueden timar en cualquier momento.
    Lo bueno es que aun sigo ahorrando muchísimo respecto a lo que pagaba con telefonica.
    En fin, seguiré lo que va pasando y luego decidiré.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *