Aprender a decir NO

Ahora no recuerdo muy bien como llegué al artículo que voy a comentar hoy, pero me pareció realmente interesante para lo que suelo comentar. Diría que incluso lo he comentado alguna vez antes, pero ahora no encuentro el artículo en el que lo escribí (ya llevo unos 150 y más de un año). El artículo original está orientado a freelancers: Preguntas a las que un freelancer debe responder “No”.

Cuando estamos empezando y no tenemos apenas clientes, pensamos que debemos aceptar cualquier oferta, que lo importante es tener algo. Sin embargo, los expertos recuerdan que hay que saber rechazar algunas ofertas. El caso típico es el cliente que sabe de nuestra falta de experiencia y nos intenta apretar al máximo, llegando incluso a engañarnos. Supongo que son gente sin moral alguna y que, por algún complejo de inferioridad desarrollado de niño, necesitan sentirse superiores a alguien.

En el artículo en cuestión, supongo que se refiere a diseñadores gráficos (copio literalmente):

  • ¿Puedes mostrarme un esquema que nos ayude a elegir el diseñador? No. No trabajes gratis ni pierdas tiempo en un hipotético trabajo.
  • ¿Puedes hacerme un descuento en el precio? No. Es poco serio aceptar hacer un descuento, es una forma de decir que puedes hacer este trabajo por mucho menos y que el resto del dinero lo cobras sin saber por qué.
  • ¿Vas a registrar mi dominio y hostear mi web? No. Ese no creo que sea un trabajo que te corresponda. El tema del dominio y el hosting es algo muy personal del dueño del sitio. Además administrar esos aspectos es muy engorroso.
  • ¿Puedes copiar este sitio? No. Ese va a ser un gran problema para vos, puedes perder todo tu respeto por hacer eso, hasta tal vez ganarte algún problema legal. Es un trabajo simple y por ende dinero fácil, pero no caigas en eso.
  • ¿Puedes tener esto terminado para esta noche o para mañana? No. Es muy difícil saber cuando algo puede estar terminado, principalmente cuando debe gustarte a vos, no a mi. Además, en caso de estar apurado, vas a tener que pagar por eso.

Aunque algunos casos son muy específicos, el tema del descuento y tenerlo terminado para ayer es extensible a cualquier negocio. Además, el primer ejemplo puede modificarse a: ¿Puedes hacer parte de tu trabajo gratis y luego te diremos si te pagamos?

En resumen, cada caso es diferente, pero intentad en la medida de lo posible, no caer en estas trampas.

One thought on “Aprender a decir NO

  1. Cuanta razón tienes. NO es suficiente con vender, si se vende a cualquiera. Verdaderamente uno tiene que saber seleccionar a sus clientes o de lo contrario te encontrarás con los pies fríos y la cabeza caliente. Atar el cobro y no tener reparo a la hora de quedar bien atado cuándo, cómo y cuanto vas a cobrar y si tienes sospechas de que ese cliente puede no ser un buen pagador mejor que no sigas adelante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>