No escatimar dinero en profesionales

Cuando estamos creando nuestra empresa, habitualmente tenemos un presupuesto muy reducido. Pocos de nosotros tenemos millones de euros en el banco para invertir por todo lo alto ni somos lo suficientemente conocidos para realizar una OPV. Esto significa que cada euro que sale de nuestra tesorería, nos duele. Además, por mucho que hayamos hecho un plan financiero lo más realista posible, la realidad siempre supera las previsiones, pero por la parte de abajo.

Uno de los puntos en los que intentamos ahorrar al máximo es en los profesionales externos que contratamos. Yo mismo hice todo el proceso de constitución sólo, sin apoyo alguno. Seguramente me ahorré unos pocos cientos de euros. En ese momento tenía el tiempo para hacerlo, así que creo que hice lo correcto. Sin embargo, en otros aspectos es mucho mejor decantarse por contratar a un profesional. Ejemplos típicos son:

  • Imagen corporativa. El logotipo, las tarjetas de visita, el diseño de la papelería, etc. son nuestra carta de presentación ante un cliente. Por mucho que creamos que nosotros tenemos una idea genial, un experto sabrá aconsejarnos.

  • Página web. Todos tenemos un amigo que nos hará la página web por un precio muy asequible o, incluso, gratis. Sin embargo, como se trata de un favor, sólo nos dedicará su tiempo libre, lo que hará que el diseño no se acabe nunca y a una calidad mejorable. Un buen diseñador web nos creará un escaparate virtual, que será nuestra imagen en Internet. Os recomiendo que echéis un vistazo a mi artículo sobre la importancia de la página web.

  • Contabilidad e impuestos. Manejar un programa de contabilidad e impuestos no es difícil, pero estar al día de las leyes que aplican ya requiere más tiempo y conocimientos. Desde el primer momento tuve bien claro que esta parte la dejaría en manos de profesionales.

En resumen, no tengáis miedo de gastar dinero en profesionales que os resuelvan aquello que no es el núcleo de vuestra empresa. Centraos en vuestro negocio. Eso sí, aseguraros de obtener el mejor precio sin renunciar a una buena calidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *