Tiempo máximo para crear un producto

Cuando estaba en el proceso de creación de la empresa, en pleno proceso de creación de ideas, me dieron uno de esos consejos que te das cuenta que son importantes. Me dijeron que el tiempo máximo en el que debería crear mi producto era de unos nueve meses. Me sorprendió inicialmente bastante esta cifra, pero todo tiene su explicación.

Desde un punto de vista psicológico, es durante estos nueve meses iniciales en los que las personas afrontamos con más optimismo el desarrollo de dicho producto. Vemos que tenemos un trabajo que va a dar sus frutos y nos dedicamos a ello. Sin embargo, a partir del noveno mes, si no se tiene acabado el producto, empieza a cundir el desánimo. No es algo matemático, pero por lo que se ve, los estudios psicológicos así lo afirman. Recordad que somos seres humanos y no robots (aunque algunos jefes seguro que así lo preferirían).

Esta regla todavía no la he aplicado, pues no he creado un producto. Un servicio está listo desde el primer día, pues en el fondo, lo que hacemos es vender nuestro tiempo. Pero para todos aquellos que tengáis en mente crear un producto para vender, planificarlo para que en nueve meses esté en la calle.

Además de todo esto, este tiempo no está directamente ligado a la financiación, pero sí que tiene alguna relación. Si pensamos en el dinero que necesitaremos para crear el producto (sueldos, gastos fijos, gastos variables, etc.), en nueve meses pueden volatilizarse una gran cantidad de dinero. En otras palabras, la regla de los nueve meses también es útil para contener gastos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *