Dejar de quejarse de la situación

Todos somos humanos (¿alguno que no lo sea y me lea?) y tenemos una cierta tendencia a la autocompasión. Creemos que la situación que nos ha tocado vivir nos impide progresar y nos sentimos víctimas, echando culpas hacia fuera, hacia los demás, sin plantearse siquiera su grado de responsabilidad en su propio estado actual. Pero la autocompasión no es más que un mecanismo de autoengaño.

Algunos os preguntaréis qué tiene que ver este tema con la empresa. Yo creo que mucho. Siempre se oye gente que dice que querría solucionar sus problemas laborales, pero cuando se le comenta que cree una empresa, empieza a poner excusas baratas, con lo que sigue con sus problemas laborales eternamente. Precisamente, al montar una empresa, las decisiones las tomamos nosotros y podemos elegir hacia donde queremos ir.

Un buen ejemplo que leí en Desencadenado se refiere a J. K. Rowling, la escritora de Harry Potter. He de decir que no me atraen sus libros y no he visto las películas sobre este personaje. Pero esto no quita que se pueda considerar a su autora una auténtica empresaria, que supo salir de una situación desesperada.

“Rowling se encontró en un momento de su vida divorciada, viviendo de subsidios públicos y teniendo que cuidar y mantener sola a una niña de apenas un año. La mayoría de la gente, en su situación, se hubiera limitado a exprimir todo lo posible la teta del estado y a quejarse de su mala suerte. Ella optó por retomar un proyecto que tenía desde unos años antes: escribir una novela sobre un niño que asiste a una escuela de magia.”

“Escribir con un niño pequeño al lado es un problema (puedo dar fe de ello), de modo que Rowling se dedicaba a sacar a la niña de paseo en su sillita hasta que se quedaba dormida, momento que aprovechaba para meterse en un café y escribir.”

“De nuevo: ¿cuanta gente tiene la suficiente determinación como para hacer eso? ¿cuántas personas, en su caso, se hubieran limitado a pensar “ya escribiré mi libro cuando la niña sea un poco más mayor”?”

[…]

“Por eso es bueno fijarnos en el ejemplo de Rowling. Las circunstancias para escribir una novela no eran las más favorables, pero ella fue capaz de dedicar, paseo tras paseo, con cada sueño de su niña, el tiempo suficiente como para terminar el trabajo.”

Creo que un ejemplo como este debería darnos razones suficientes para no quejarnos y tomar las riendas de nuestras vidas. Si ella pudo hacerlo, ¿por qué nosotros no?

 

2 thoughts on “Dejar de quejarse de la situación

  1. Hi, muy importante tu lectura, era de esos que me quejaba, hasta que mi jefe me hizo entender que todo lo que me sucedia era por falta de inteligencia, luego de eso he dejado de autocompaserme…

    exitos..

  2. Tu texto está lleno de buenas intenciones. Yo soy programador en paro. Como nadie me contrata paso horas y horas programando solo en mi casa. Estoy haciendo una aplicación bastante novedosa. Espero lograr tantos exitos con mi programa como J. K. Rowling con su libro. Si no sucede así. Puede suceder algo mas probable. 1º Que encuentre trabajo. (por Dios!!). 2º Que se me termine el paro y no tenga trabajo. … en resumen que lo que le paso a esa buena señora fué por que puso los medios,…. pero tambien porque la suerte la acompañó. Esfuerzos como el suyo lo hacen millones de personas a diario. ¿Qué pasa con nosotros?!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *