Prepararse para septiembre

Sigo con mis artículos estivales, a un ritmo propio del verano. No hace falta que os insista en la necesidad de tomaros vacaciones, pues espero haberos convencido; al menos yo me voy tomando algunos días para recuperarme.

Con el título de hoy, quería hablar de una situación que se suele dar en empresas que venden a otras empresas, la mía entre ellas. Al hacer contactos con potenciales clientes durante julio, la típica respuesta que se recibe es que retomemos el contacto en septiembre. Esto puede significar tanto el 1 como el 31 de septiembre.

Sin embargo, hay que estar preparados para todo lo que pueda llegar. Según la empresa, es justamente en esta época en la que se empiezan a elaborar presupuestos para el año siguiente, a preparar la campaña de Navidad, etc. Por tanto, nos podemos encontrar con un montón de trabajo a la vuelta de la esquina.

Aprovechad ahora, que suele haber poco trabajo, para recargar energías, que en septiembre puede haceros falta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *