Fuentes de financiación: family, friends & fools

Una vez hemos reunido todo el capital que podemos aportar a partir de nuestros recursos propios, hay que empezar a buscar fuera de uno mismo. Además, es muy recomendable empezar desde lo más cercano a lo más lejano. Por tanto, el primer paso es buscar entre la gente más allegada a nosotros: nuestros familia y nuestros amigos. Si quisiéramos ser políticamente correctos, ahí nos quedaríamos y hablaríamos de family & friends. La tercera F se refiere a aquellas personas a las que hemos “engañado” para que nos dejen su dinero, de ahí que no siempre oigáis esta tercera F.

La primera vez que oí esta expresión (dos o tres F), me hizo bastante gracia, ya que no es una expresión muy seria para definir un concepto serio. Pero tiene mucho sentido. Si tenemos buenas relaciones con nuestra familia y amigos, es fácil conseguir que nos dejen un poco de su dinero para empezar nuestra empresa. Es recomendable no pedir este capital desde el primer momento, sino cuando ya tengamos la compañía mínimamente montada y hayamos agotado el capital inicial. De esta forma, verán que nos hemos puesto realmente en serio y que hay perspectivas de obtener beneficios.

Otro interés de esta fuente de financiación es que no nos van a pedir poder ni intereses, sino que se conformarán con tener una participación minoritaria en la empresa o que les devolvamos el dinero en cuanto podamos. De todas formas, hay que ser muy cuidadoso, pensando en lo que podría pasar si la empresa fracasa. Estamos empezando a jugar con pertenencias que no son nuestras. Muchas amistades y relaciones familiares se han roto por esta razón.

Una ventaja más es que podemos acudir a bastantes personas, entre los diferentes socios. Con ello, reducimos los riesgos, tanto nuestros como de nuestra familia o amigos, ya que con poca cantidad que pongan cada uno de ellos, podemos conseguir un montante razonable. Recuerdo que hace tiempo que el marido de una amiga mía me decía que tenía 50000€ para invertir y no sabía qué hacer con ellos.

Otra posibilidad, es que nos presten o regalen bienes inmovilizados; por ejemplo, un local, un ordenador, un vehículo… En España, en una SA, estos bienes incluso se pueden incluir como aportación al capital social. De esta forma, aunque alguien de nuestro círculo más cercano no disponga de líquido suficiente, pero sí de bienes que nos puedan ser útiles, nos podrá ayudar.

This entry was posted in Empresa.

3 thoughts on “Fuentes de financiación: family, friends & fools

  1. Pingback: Ser emprendedor e inmigrante ¿Misión imposible? « Innover. Blog Personal de @aemiliusmg

  2. Pingback: No os preocupeis: esto va para adelante « No, si ya verás tú como…

  3. 10% para uds organicen mi c-q-forum 700 mllns-jobs 105 mllns- latin-caribe…250 mllns-desiertos-climate improvements mas in situ ok

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *