La elección del banco

Hace ya meses que elegí el banco, pero hasta hoy no se me había ocurrido escribir mi experiencia al respecto. Ha sido mientras estaba yendo de un banco a otro, hasta un total de tres, para diferentes temas.

Cuando elegimos un banco para nuestras cuentas personales, nos solemos fijar mucho en aspectos como el trato personal, que esté cerca de casa, cantidad de oficinas si conocemos a alguien que trabaja allí, el interés que nos dan por nuestros ahorros, etc. Es habitual que las comisiones que nos cobran no sean un factor determinante, aunque tienen su influencia.

Sin embargo, a la hora de elegir un banco para nuestra empresa, los criterios para elegir la entidad bancaria cambian totalmente. Detalles como el interés que nos ofrecen o la situación de la oficina, son totalmente secundarios. A continuación menciono los aspectos que considero importantes a la hora de elegir:

  • Coste. Sobre todo cuando empezamos, queremos el banco más barato posible. Tampoco hay que obsesionarse, pues un banco muy barato, puede ofrecer un servicio pésimo.

  • Web. En el mundo actual, un banco que no permita operar por Internet es un banco que no nos interesa. Teniendo en cuenta que si elegimos un banco con pocas oficinas, querremos hacer la mayoría de nuestras operaciones a través de la web. En este aspecto, la nueva generación de banca on-line tiene su atractivo.

  • Profesionalidad. Hay que exigir el mejor servicio, pues allí vamos a tener todo el dinero de la empresa.

En el momento que os planteéis las diferentes opciones, no os de vergüenza ir de banco en banco, pidiendo qué os pueden ofrecer. Haced todas las preguntas que necesitéis y negociad todo lo que podáis.

¿Añadiríais algún parámetro más o alguna recomendación?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *