Fuentes de financiación: reglas

Como continuación a la introducción a la serie de fuentes de financiación, quiero hablar sobre algunas reglas que hay que seguir o, visto desde otro punto de vista, las preguntas que nos tenemos que hacer a la hora de conseguir capital. Para ello voy a seguir un artículo publicado en Desencadenado.

La primera pregunta clave que nos tenemos que hacer es cuánto dinero necesitamos. Para ello, es fundamental haber elaborado el plan financiero. El resultado que nos interesa de este plan en este momento es la cuenta de tesorería para poder saber cuanto hay que poner inicialmente para no entrar nunca en números rojos. El siguiente paso es aceptar que nos hemos equivocado, pues tenemos a ser optimistas. En uno de los libros que recomendé, “El emprendedor visionario”, Marc Allen recomienda incrementar en un 15% esta cantidad inicial.

En segundo lugar nos encontramos con el tiempo. Salvo que tengamos suficiente líquido en nuestra libreta bancaria personal, pasará un periodo de tiempo antes de disponer del capital necesario. Por ejemplo, si nuestros ahorros están en bolsa o a largo plazo, existen penalizaciones por extraer el dinero prematuramente. Tampoco tenemos que olvidar que los inversores externos se tomarán su tiempo para evaluar nuestro proyecto. Como apunte final de este apartado, cabe destacar que normalmente el dinero lo necesitaremos antes de lo que creemos.

El tercer punto a tratar es la elección de la fuente o fuentes de financiación. En esta serie voy a explicar diferentes alternativas, pero cada una tiene sus ventajas e inconvenientes. Puede que incluso nos encontremos con incompatibilidades. Hay que ser muy cuidadoso con esta elección, pues nos vamos a pasar varios años con ellos, igual que en un matrimonio y todos sabemos lo dolorosas que son las separaciones. Como dicen en Desencadenado, podemos elegir entre dinero activo y pasivo, es decir, dinero que viene con un factor humano importante o dinero puro y duro. Habitualmente, cuando estamos empezando, queremos dinero activo, para que nos ayuden, nos presenten a contactos, nos consigan una cartera de clientes…

En último lugar, tenemos que plantearnos los compromisos que estamos dispuestos a asumir. Es decir, como vamos a repartir el poder entre los inversores externos y nosotros. Hay que ser un auténtico fonambulista de los negocios para llegar a un equilibrio estable, pero esto forma parte del juego. Hay que llegar siempre a un acuerdo win-win, es decir, un acuerdo en el que ambas partes ganen. Si no es así, mejor no continuar. En este punto, quería añadir el grave peligro que conlleva retirarse de las negociaciones ante un inversor poderoso. Corremos el riesgo que entremos en su “lista negra” y, por ende, en la de todos su contactos. Es mejor decir que no al principio, antes de empezar las negociaciones en serio.

This entry was posted in Empresa.

One thought on “Fuentes de financiación: reglas

  1. Me intereso por un financiamiento para la construcción, puesta en operación de una fábrica de milienda de mármol. La inversión que se requiere es de $ 5´000,000.00 de pesos mexicanos. Tengo 13 años de experiencia en la operación, administración y comercialización de los productos, en México y sureste de Estados Unidos. Estoy dispuesto a negociar condiciones siempres que sean serias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *