Gastos necesarios vs. gastos innecesarios

Leyendo otras experiencias de emprendedores, me ha resultado especialmente chocante un error que parece que se comete más a menudo del que pensamos: incurrir en gastos inútiles. En una entrevista a Cipriano Suárez, él mismo hace el siguiente comentario:

Si empezara de nuevo, gastaría más en tecnología y menos en muebles”

No tengo otros ejemplos a mano, pero en otros sitios he visto exactamente la misma frase. Por alguna razón, muchos empresarios noveles gastan mucho dinero en un flamante despacho, con los mejores muebles que han podido comprar. Me da la impresión que se imaginan ya como el director general de una multinacional, cuando en realidad son una empresa que no sabe si al día siguiente seguirá funcionando. En cambio, estas mismas personas consideran que la tecnología es algo prescindible. Cipriano cuenta como luego se dio cuenta de que es una necesidad básica.

Esto mismo lo explica Steve Pavlina en un artículo titulado 10 errores estúpidos cometidos por los nuevos empresarios, que ya mencioné de pasada al hablar de los errores típicos. En los puntos números 2 y 3, Steve habla de que es un error muy habitual gastar demasiado dinero, aunque también advierte de no gastar lo suficiente. Hay que aprovechar las oportunidades tecnológicas y los servicios profesionales externos actuales para ahorrar dinero allí donde se pueda.

En resumen, a la hora de empezar un nuevo negocio, tened mucho cuidado con los gastos (o inversiones) que vais a hacer. Recordad que cada euro (o dólar o peso o…) que gastéis, luego lo tendréis que recuperar en ingresos obtenidos de los clientes.

En mi experiencia personal, el plan de negocio inicial tenía inversiones iniciales de varios miles de euros. Tras reflexionarlo y recibir consejo externo, nos dimos cuenta que podíamos reducir estas inversiones y gastos de forma importante, con lo que nos quedaba un colchón financiero más grande. El ejemplo más claro ha sido el proceso de constitución, que lo he hecho enteramente yo, en lugar de acudir a un gestor para que me lo hiciese.

One thought on “Gastos necesarios vs. gastos innecesarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *