Nombre de empresa y nombre comercial

Uno de los dilemas al que nos solemos ver abocados es elegir el nombre de la empresa, en el caso de elegir una sociedad de responsabilidad limitada, exceptuando las SLNE (que no recomiendo bajo ningún concepto). En España, esto tiene una connotación especial, pues el Registro Mercantil Central nos lo tiene que aprobar. Ya he descrito este proceso al hablar de la certificación negativa de nombre. Por mi experiencia y la de otras personas, es recomendable utilizar un nombre largo y descriptivo. Se pueden utilizar nombres en inglés, lo que ayudará a evitar colisiones con otros nombres de empresa.

Sin embargo, este nombre de empresa no suele ser muy manejable ni fácil de recordar, especialmente a la hora de crear imagen de marca. Es por eso que se crea el nombre comercial, también llamado nombre fantasía o marca. La idea de este nombre comercial es que sea fácil de recordar, que evoque algo, que transmita algún tipo de información al consumidor, etc. Si tenéis la suerte que el nombre de empresa os satisface, no hace falta que busquéis un nombre comercial, pero cada vez más resulta difícil conseguir un nombre de empresa atractivo.

En el blog de Desencadenado, dan una serie de recetas para buscar el nombre comercial:

  • Nombre fácil. La gente ha de recordar este nombre, poder pronunciarlo, escribirlo, etc. Un nombre obtuso, no será recordado. Pongamos por ejemplo la filial de telefonía de Telefónica. Todos conocemos el nombre de Movistar, que es un nombre atractivo; por el contrario, Telefónica Móviles España SAU, es un nombre gris, más propio de otros tiempos.

  • Comprensible en otros idiomas. Pensemos en una posible expansión internacional. Si el nombre no se puede pronunciar en inglés u otro idioma, tendremos problemas en esos países. Me viene a la mente el coche Nissan Moco. No creo que en España tuviese éxito alguno, con este nombre.

  • Procurar que evoque al negocio. Un nombre de marca que incluya, de alguna manera, la actividad de la empresa, ayudará a atraer clientes. Será rápidamente recordado, por la afinidad con el negocio.

  • Dominio libre. Hay que asegurarse que no hay otra empresa que haya reservado este dominio en Internet. Este fue precisamente el mayor dolor de cabeza nuestro, pues cada vez que buscábamos un nombre, resulta que ya estaba cogido en Internet. En todo caso, que la empresa que tenga el mismo nombre no esté en nuestro sector. Los dominios más interesantes son .com y .es, para empresas españolas. Recomiendo acudir a godaddy para comprobar si el dominio está libre.

Finalmente, cabe comentar la conveniencia de registrar el nombre comercial. Es una decisión que ha de tomar cada uno a conciencia, o postergarla hasta el momento adecuado, pero cabe recordar que un nombre comercial que no esté registrado, puede ser registrado por cualquier otra persona y ponernos en un serio aprieto.

Mi recomendación en este aspecto es empezar sin registrar el nombre y cuando empiece a ser conocido registrarlo. De esta manera, se puede retrasar el gasto correspondiente, que suele ser de unos cuantos centenares de euros. Para ello, es conveniente acudir a un despacho profesional especializado en estos temas.

102 thoughts on “Nombre de empresa y nombre comercial

  1. necesito un nombre para una empresa referente a la construcción, minería y servicios generales

  2. Hola quisiera que me dieran ideas de un nombre para una escuela canina que tenga alto impacto y sea fácil de recordar por favor me urge

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *